diariointimo1.jpg

Una de las adquicisiones de las cuales me enorgullezco enormemente y en solitario es la compra del Diario íntimo (1887-1910), del francés Jules Renard. Un libro viejo de edición original a solo dos nuevos soles (ver imagen). Es evidente, para los que me conocen, que tengo cierta debilidad por los diarios y en consecuencia por sus autores. Y es que Jules Renard al relatarnos su vida involucra su medio intelectual/político. 

Los diaristas se convierten en una suerte de historiadores del lugar y el tiempo que les ha tocado vivir, y la época en la que se desarrollan los apuntes de Renard es una de las mejores en la literatura europea, por no decir francesa : Balzac, Dumas (hijo), León Bloy, entre otros; lo cual involucra un constante seguimiento de Renard por las obras de sus contemporáneos. Sin embargo no solo abarca literatura (visita muchas reuniones de los simbolistas franceses), sino también las artes plásticas, el teatro y la polítca.

Pero el atractivo del Diario, no solo radica en la realidad alrededor del autor; sino en la madurez de opiniones, cada vez más aplicadas y menos tomadas a la ligera. Al principio Renard (que comenzó a los 25 años) parece algo tonto, vanidoso a decir basta de su intelecto, su tema se centra casi siempre en las mujeres, muy poco en el amor y en los comentarios que merece su obra. Luego se torna humanista y reflexivo, recuerda a su infancia, se acerca la muerte a sus escritos y apunta ideas para volcarlas a la dramaturgia. Al final la enfermedad, la muerte de sus padres, la esperanza, la vida, sus arrepentimientos creativos, su mujer y el amor.

17 de marzo, 1890

Paso por un momento muy malo. Todos los libros me desagradan y no hago nada. Más que nunca me doy cuenta de que no sirvo para nada, de que no llegaré a nada, y estas líneas que escribo me parecen pueriles, ridículas, y sobretodo absolutamente inútiles. ¿Cómo salir de esto? Tengo un recurso: la hipocresía. Me encieroo durante horas y los demás creen que trabajo. Quizá me compadecen, algunos me admiran, mientras yo bostezo, con los ojos teñidos por reflejos amarillos, los relfejos de ictericia de biblioteca. Mi mujer es un ser fuerte y dulce, lleno de vida, tengo un niño digno de un concurso y me falta fuerza para gozar de todo eso. Sé que este estado de ánimo no durará y que volveré a tener esperanzas y valor, que realizaré nuevos esfuerzos. ¡Ojalá estas confesiones me sirvieran para algo! ¡Si algún día llegara a ser un gran psicólogo como Bourget! Pero no creo que la vida me dé tiempo suficiente; moriré prematuramente o me entregaré, convirtiéndome en un borracho de ensueños. Sería preferible picar piedras o labrar la tierra. No haré más que pasar mi vida, larga o corta, diciendo: “Sería mejor hacer otra cosa”. ¿Por qué este balanceo del ama, este vaivén de nuestros anhelos? Nuestras esperanzas son como las olas del mar: cuando se retiran dejan allí al desnudo montón de residuos nauseabundos, cangrejos de conchillas infectas y de cangrejos olvidados, cangrejos morales y malolientes que se arrastran de traves para volver luego al mar. ¡Qué estéril es la vida de un intelectual que no llega! Dios mío, soy inteligente, es evidente que lo soy más que otros, puestos que no me duermo cuando leo la Tentation de Saint-Antoine, pero esta inteligencia es como el agua que corre, inútil e ignorada, en la que no se ha instalado molino alguno. Justamente, yo no he encontrado todavía mi molino. ¿Llegaré a encontrarlo alguna vez?.

18 de marzo, 1890 

Durante largas horas espulgaba a Flaubert, le buscaba los piojos, los defectos, y terminaba afirmando que, después de todo, Flaubert no era un escritor tan bueno.

6 de abril, 1910: El último apunte del Diario

Esta noche quiero levantarme. ¡Qué pesadez! Una pierna cuelga afuera, un hilillo corre a los largo de mi pierna, tendrá que llegar al talón para que me decida. Se secará en las sábanas como cuando yo era Pelo de Zanahoria.

16 días después murió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: