Viaje

diciembre 11, 2008

Camino a Huaytapallana

Vuelvo al blog con la intención de escribir sobre el viaje mochilero que planeo hacer los primeros días de enero con Alessandra - mi chica - hacia Bolivia y Buenos Aires, con paradas previas en Ayacucho, Cusco y Puno. Mientras me amistaba con la página de WordPress, además de descubrir que el formato de acciones ha mejorado - que fue por eso que me fui de acá -, doy con los borradores que nunca publiqué y que olvidé haberlos escrito. Acá uno de ellos, que escribí de regreso del viaje que hicimos a Junín y nunca terminé de escribir:

"Alessandra dormía adosada al bluejean sucio de tierra, con sus cejas en aquella expresión natural de asesina en serie y con sus labios partidos a menos cero grados centígrados que me parten en dos. Un día antes, cumplíamos un año de habernos conocido en un bar miraflorino. Trescientos sesenta y cinco días después incursionábamos en caminatas salvajes hacia la nieve, en estafas menores a un casino de orquesta decadente, en compras mínimas en ferias serranas de domingo y en viajes interprovinciales con banda sonora de Juaneco y su combo: Tú me enseñas a hacer hilo / yo te enseño a enamorar."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: