Las mujeres invisibles

abril 23, 2007

certamen-mujer.jpg

  1. ¿Aló, que se te fue la gripe me dices? He quedado con tos pero no es nada grave, un día a lo más. Sí, que pena, y te coge en las vacaciones, que estas enfermedades ya ni respetan los días profesionales de guardar. Pues ya ves tú como estoy con la voz de mal, pero no quiero lamentarme y hacerte perder tiempo; cuéntame cómo te va en Madrid. Que bien, acá he llegado en e lavión con la primavera, me decía Rocío. ¿Y cómo está ella, se acostumbra? Tú sabes ya como es ella, dice que a los cincuenta cambiarse de lugar lo mismo da, lo que extraña es poco y lo que quiere de acá es menos. Oye, pero, te quiero decir esto. Dale, dime. Mira, no le habrás contado nada de. De las mujeres aquellas, hombre, pues no, cómo se te ocurre que le voy a decir, y mejor lo dejamos acá que ella anda por ahí cerca. Ya, pero a tí se te ha contagiado el acento, la zeta española y te falta el joder hombre, ¿no? No, no cómo crees; pero a lo peor y yo ni cuenta. Es cierto, además sería razonable. Sí pues, yo me quejaba de los demás y escucha lo que me dices, que me falta el joder hombre. Ya casi un año. Sí, es verdad. Entonces, Rocío no sabe aún. He quitado los espejos de acá, y sabes que no habla con nadie, casi no sale. Bueno, pero se lo dirás. ¿Y qué otra solución quedaría? Ninguna, claro que ninguna. Que se lo digo ahora si quieres. Pero si acabas de llegar de viaje. Fue solo un día que me fui, ni me esperaba. Está bien, como quieras. ¡Ey mujer! No, ahora no, como se te ocurre. Da igual, se va a enterar de todas formas. ¡Ey Rocío que estás invisble!
  2. ¿Y tú qué me habéis visto, cara de superchica?
  3. ¿Se lo ha creído? ¿Acaso yo me lo creí cuando me lo dijiste? Mira que mejor te cuelgo hombre, joder. Has visto, ya hablas como de allá. Sí, es terrible, pero que queréis que haga. Nada, cuéntale la verdad. ¿Qué soy tu ex esposa y todo eso? Cuéntale que también eres una mujer invisible. Sí pero…
  4. Soy invisible, soy invible, qué dices.
  5. La has escuchado, no lo cree. Ponle un espejo frente a ella.
  6. Rocío, ven y pásame el bolso. ¿Qué pasa? Haz lo que te digo. Tanto alboroto. Mírate acá, mírate. ¿Dónde estoy? Escúchame. No me asustes, que no estoy para bromas de espejos y trucos de magia.
  7. Dile.
  8. Rocío, hemos descubierto una fórmula de invisibilidad.
  9. Pásame con ella.
  10. ¿Me crees? No sé, me dejas con la boca abierta, ¿y ahora qué?
  11. ¿Y ahora qué?, pregunta.
  12. ¿Ahora qué? ¡Ahora despierta, joder, que estás en un sueño!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: