Diálogo (I)

abril 19, 2007

          ¿Sabes qué pensaba cuando te acompañé a casa por última vez hace once años?

          Dime.

          A esa edad yo pensaba que la prueba de que uno se estaba enamorando era cuando se comenzaban a arrastrar las manos por las paredes.

          ¡Qué dices! – se reía –. Tú tenías once y yo trece.

          Sí, pero alguna vez creí que podría alcanzarte en edad, no sé bajo cuál fórmula.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: