Instrucciones para importar nieve a Lima

febrero 25, 2007

Esto nace de una conversación con Ximena, que en vista de su viaje a norteamérica, le pido que me traiga algo de nieve. Ella me ha escrito en un mail que ha comenzado a nevar y ha salido con un vaso a cumplir mi petición.

  1. Salir del hotel cuando neve, con un vaso en la mano.

  2. No permitir que el fruto maravilloso, extensión de los astros, toque tierra estadounidense.
  3. El viaje de la nieve será del cielo al vaso: una instancia lúdica del azar.
  4. Refrigerarla hasta el día de regreso a Lima.
  5. Antes de partir introducir la nieve en una bolsa con cierre plástico y meterla al equipaje.
  6. Ya en Lima entregar el fruto maravilloso (derretido) conseguido al azar a un amigo imprudente, quien en un arrebato de felicidad se abrigará fuertemente dentro de su habitación, en silencio y en febrero. Cogerá el agua de nieve, la lanzará sobre él y el agua, bajo el efecto de la teoría de Newton, caerá en sus cabellos. Este amigo vivirá un invierno ruso  en el verano de Lima, “dentro mi habitación nevó”, piensa que podrá decirle a los demás; fingirá un temblor de frío, y sin embargo las gotas resbalarán por su frente congelándose lentamente en su rostro, y el temblor de frío dejará de ser fingido. El limeño pescará un resfrío, feliz. La nieve, en agradecimiento por aquel distinto destino, se congelará para siempre y crecerá cada día, convirtiéndose en un gran iceberg brillante dentro de su habitación. Y cada aniversario nevará, pero desde Lima hacia el cielo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: